lunes, 19 de enero de 2009

Medication time...


"Raindrops on roses and whiskers on kittens,
bright copper kettles and warm woolen mittens,
brown paper packages tied up with strings,
these are a few of my favorite things"

Tenía esta canción en mente, talvez por los archivos incorrectos o por los recuerdos ajenos... en fin.

El cuarto interno está difuso, ya ni se puede entrar, por cierto sólo sonaba la canción, una y otra vez, con poca calidad sonora, pero no la de acá arriba, esa es para olvidar y dar de vueltas, pero a la que me refiero, es otra más personal, que se pierde en el silencio, y muy pocas veces aparece, siempre en los momentos más imprecisos.

Shhh... pero si escuchas más adentro hay más canciones, las del viejo piano, ése que siempre toca las mismas. Primero es la canción de Lenin, luego la de Frida, después la de la luna, la de los recuerdos, los despiadados, los olvidados... Pero no conviene entrar ahí, es mejor escuchar de lejos, así es más interesante, porque nunca conoces al pianista.

Si pasas al jardín de atrás, hay muchas flores. Ya no hay tulipanes, ahora hay jazmínes y narcisos, rosas tampoco hay, pues no son bienvenidas. Del otro lado, está el río, pero no quiero ir hacia allá. Todo es culpa de las mariposas, no de las amarillas, si no de las rojas con negro que parecen llevar consigo el 88.

También puedes espiar por la ventana amarilla, pero eso no me corresponde, porque se me hace tarde. Eso te toca a tí, para que me describas cómo es y me lo cuentes antes de dormir.

1 comentario:

El chico que nunca fue lo que quiso ser dijo...

jejeje ps ya vez al fin abri mi blog
como siempre tus entradas
me sorprenden y es que
ps a veces no las entiendo(soy nuevo en esto ademas qeu soy algo tonto) jaja
bno ps estaremos en contacto
:)